Blogia
La guarida del zorrito

A mi esposa...

Ven a mi mujer hermosa...
dame tus manos y dime tus cosas,
ven al lecho junto a mí,
para alcanzar mi sueño de rosas.
Ven a mí, quiero quererte
y traspasar tomado a ti,
los umbrales de mi muerte.

Ven a mi mujer hermosa...
dame el vino de tu boca.
Cubre con tu piel tersa, sedosa
todas mis ansias,locas
por todas tus lindas cosas,
mientras que yo me embriago
con el licor de tus copas.

Ven a mí, mujer hermosa...
la larga noche, que espere.
Desgrana en mis oídos tu pena,
y que junto con las mías, se enrede
dentro de mi alma, serena,
mientras que poco a poco muere
en tus labios de quimera.

Ven a mí mujer esposa...
bebamos del amor el gozo.
Y la cruz de nuestra vida hermosa
carguemos con placer airoso...
Dejemos que la noche... ¡al fín!,
se lleve en su pasar, brumosa,
la pena, que ahora vive en tí.

Mario López Barreto.
Febrero de 2004.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres